saltar al contenido accesibilidad | buscar | mapa del sitio

Espera un 2008 con más trabajo

humbertozurita_tlv_26 (18K)

Con 30 años de carrera, Humberto Zurita considera que es tiempo de volverse más selectivo en su trabajo. - Foto:Periodico Milenio (Archivo)

Humberto Zurita considera que ya es tiempo de ser más selectivo con las ofertas de trabajo.
Nunca se consideró galán

Para Humberto Zurita el iniciar un nuevo año es el mejor momento para reflexionar sobre el rumbo que quiere darle a su vida.

Con 30 años de trayectoria artística, considera que ya es tiempo de ser más selectivo con las ofertas de trabajo, aunque advierte estar abierto a las propuestas de cualquier televisora, incluso Televisa, de donde emigró hace ya varios años.

H.Z.: “Yo no estoy cerrado a nada, porque el arte no desdeña ningún lugar. Además, yo no estoy peleado con nadie y todo depende de la carta que me abran.

H.Z.: “A mí ahora me tienen que convencer con el papel y el papel (comenta haciendo la señal de pesos)”.

¿Exiges sólo papeles protagónicos?

H.Z.:“No, porque yo no tengo miedo a la edad como para creer que voy a ser siempre el protagonista de una historia. No me siento mal de hacer al tío o al papá, pero sí cuido que sea un personaje que represente un reto histriónico para mí”.

¿Ya no te interesa ser el galán de la historia?

H.Z.:“Yo nunca me consideré un galán porque no tengo las características de un galán: ni mido 1.80 ni tengo las espaldas anchas. La verdad nunca me la creí de galán, aunque sí me la pasé muy bien y lo disfruté, pero siempre quise creerme más el personaje que otra cosa.

“Fuera de la pantalla traté de ser el ser humano que me enseñaron en mi familia, nunca el más famoso ni el más rico.

“Yo me saqué la lotería cuando me hice actor, el poder vivir de lo que me gusta fue una bendición y ese es el éxito para mí”.

¿Qué opinas de las nuevas generaciones de actores?

H.Z.:“Creo que hay de todo. Hay gente con talento y otra que no, pero también tiene mucho que ver con la suerte y con las políticas de las empresas, que de pronto castigan o ni siquiera toman en cuenta el talento.

“Si te hablara como productor, te diría que este es un negocio donde el talento es un cheque al portador, un día lo cobran.

“Yo le apuesto al talento, pero este negocio tiene de todo y con esa diversificación de géneros que hay, como los reality shows, pues sale mucha gente que se hace famosa y popular, pero vive como los bebés, sólo el momento”.

¿En qué lugar quedan los actores como tú?

H.Z.:“Bueno, este es el ‘show business’, los que no creemos en eso nos mantenemos de interpretar personajes. Yo no puedo juzgar a mis compañeros porque yo trabajo un poco para ellos hoy y tampoco hay resentimiento en mí, al contrario, puro agradecimiento, porque gracias a Dios han pasado ya 30 años de profesión y seguimos vivos”.

¿Qué opinión te merecen las actuales telenovelas?

H.Z.:“Creo que se hacen productos más desechables hoy, pero todo el concepto en general de la televisión es así, su dinámica hace que genere productos muy desechables: los usan hoy, mañana ya no sirvieron.

“En las telenovelas están tirándole a diferentes edades, diferentes estatus sociales. Antes era el triángulo amoroso y punto, hoy hay muchas subtramas, pero creo que deberían cambiar las temáticas de las telenovelas, porque la mujer no es la misma de ayer, que sólo buscaba un tipo para casarse. Hoy la mujer tiene una vida propia, es profesionista, autosuficiente, tiene otras características, está a la par del hombre y tenemos que pensar un poco más en eso para hacer los productos”.

De cualquier forma, Humberto está dispuesto a continuar su carrera adecuándose a los nuevos estilos melodramáticos, ya sea en Telemundo (donde actualmente labora), Univisión, Caracol o “el canal del desagüe”, cita a manera de broma.

Mientras tanto, disfruta de su estancia en Miami al lado de su familia, donde piensa radicar de manera definitiva.

Claves

Humberto Zurita considera que la suerte y las políticas de una empresa influyen en el éxito de un actor.  ■

Dejame un postit! | Correo Gabriela Mata |Periodico: Milenio |Entrevista |01.01.2008