saltar al contenido | accesibilidad | buscar | mapa del sitio

El Séptimo Candidato: de Telenovela

Humberto Zurita en entrevista habla de cómo 'El Candidato' ha levantado diferentes reacciones y de cómo él, en su papel de ciudadano, observa la vida política de nuestro país, también nos da a conocer sus próximos planes. 

El actor Humberto Zurita, protagoniza la telenovela El Candidato, que actualmente se trasmite por Televisión Azteca. Con un guión muy parecido a la realidad, en ella se exhibe el lado oscuro de la política, pero de forma ficticia. Cinco noches a la semana, en la pantalla se pueden observar desde políticos corruptos hasta narcotraficantes, pero no hay que preocuparse, pues todos los personajes y eventos de esta obra son ficticios, algún parecido con la realidad es mera coincidencia.

Zurita en entrevista habla de cómo El Candidato ha levantado diferentes reacciones y de cómo él, en su papel de ciudadano, observa la vida política de nuestro país, también nos da a conocer sus próximos planes.

¿Humberto Zurita se lanzaría como candidato?

No, yo creo que si algo necesita el país es seriedad, en este sentido, yo soy actor, me encanta ser actor, pero para ser candidato se necesita tener, primero: patriotismo, ser un patriota de verdad así acérrimo, tener conocimientos de lo que es la política, no sólo la política, sino lo que es la economía, lo que es la justicia, las necesidades de nuestro país.

Yo siento que ahora, con esto de la globalización el neoliberalismo y todas esas cosas, necesitamos gente muy capacitada, para que se ocupe del problema de la pobreza, nuestro país tiene mucha, mucha pobreza y creo que hay que voltear a verlos, hay que tratar de sacarlos de la pobreza, hay que darles una dignidad a los mexicanos para vivir, que tiene que ver con la comida y con la educación, a partir de eso los mexicanos podemos ser mejores.

¿Cómo observas el panorama político? A mí me gusta el panorama y te voy a decir por qué, creo en la pluralidad, de alguna manera creo en las alianzas, creo que el Congreso de la Unión necesitamos que se integre por todos los partidos dándole resultados al país, que ya no esté un solo partido dominando.

Hay muchos intereses de los mexicanos involucrados en lo que es nuestro gobierno, y nosotros mismos los mexicanos irnos involucrando. A nadie nos gusta la política, es algo que nos es difícil asimilar ¿no?, pero creo que no podemos ser apolíticos, yo através de esta novela, si algo bueno me deja, es haberme interesado cada día más por la cuestión política de nuestro país, por nuestros gobernantes, por nuestros partidos. Nosotros necesitamos votar y decidir a quién queremos que nos gobierne, al que sea, nosotros en nuestra novela no estamos tratando de ser partidistas o de ir por un partido.

Lo que yo quisiera es que al final de nuestra novela, la gente si nos vieron dos millones, trece millones, un millón, los que sean, sí recogemos de ahí diez mil gentes que voten, que antes no votaban, va a ser muy bueno.

¿Cómo ha sido la respuesta de la gente, qué te manifiestan en los correos electrónicos que recibes? Nos hablan de todo, nos escriben unos que les gustó la novela, hay otros que no les gusta la cuestión política de la novela, hay gente que cree que somos partidistas, que estamos de lado de algún partido, y ¡no! Yo lo que pienso, es que nosotros estamos haciendo una estructura de melodrama y dentro del melodrama, hay protagonistas y antagonistas, y aquí hay un partido que ha sido protagonista setenta años y esos son los colores que nosotros elegimos para ser nuestro protagonismo.

¿Y al tocar estos temas, no han tenido problemas de censura? No, afortunadamente, estoy muy agradecido hacia la empresa (Televisión Azteca), en ese sentido por un lado, y hacia Gobernación, por el otro. ¿Es decir, que no los han frenado...?

No, los frenos nos los pusimos nosotros, nunca intentamos de la novela hacer un programa político, siempre intentamos hacer un melodrama con una temática diferente, o sea que de alguna manera el cambio de Christian (Bach) y mío, de ZUBA, de televisora, fue buscando nuevos caminos, nada más, tratar de expresarnos de otra manera, y eso lo hemos logrado un poco acá (Televisión Azteca).

Creo que ahora estamos abiertos a cualquier cosa, no creo que tengamos que pensar en una sola empresa o en dos nada más. Los mexicanos necesitamos trabajo, necesitamos foros donde podamos expresarnos, sobre todo, nosotros en los medios de comunicación, ustedes necesitan de la radio y de la televisión, del cine, igual los actores necesitamos un lugar donde podamos expresarnos.

¿Quiénes son los escritores de la telenovela? Mira, la idea origina es de Nacho Suárez, el ejecutivo, y la desarrolla Jorge Patiño, su asesor político es Gerardo Sánchez, y colaboraron como escritores, Michalena y Erik Von.

Ustedes como ZUBA, siempre han sido innovadores, pero la Chacala fue un intento que no gustó mucho, que no llamó mucho la atención, ¿por qué? Yo creo que el tema era muy difícil... El candidato es otra innovación... Son temas muy difíciles, uno era el oscurantismo, que tiene que ver con los tabús, con el diablo, son situaciones complejas, llevarlas acabo durante doscientos capítulos es muy difícil, para que una película pueda funcionar muy bien, pero un tema de ese tipo y con tanta profundidad, la cuestión esotérica y diario, siento que fue complicado. ¿Cuál será la siguiente innovación? Pues, a la mejor buscar una novela romántica.

Ya la están haciendo con la telenovela La calle de las novias. Así es, mira no sé que sea lo siguiente, estamos preparando por ahí unos programas que nos pidieron Ricardo (Salinas Pliego) y Elisa, estoy trabajando en ello, con Christian y con un grupo de escritores. Traíamos unos unitarios desde hace mucho arrastrados por ahí, estamos tratando de cuajar esta idea, y buscando otra novela, quizá sea interesante encontrar una novela que tenga que ver con las características ortodoxas del melodrama, que tenga que ver con estas cuestiones románticas a la mejor, incluso del siglo pasado, que se puedan modernizar, y que nos pueda dar una novela moderna pero con relaciones muy climáticas.

En algún momento declaraste que te ibas a retirar, y que sólo te dedicarías a la dirección y producción, ¿por qué? Sí, considero que el actor en este país está muy limitado en cuanto al género, tengo aproximadamente 25 años de actor, siento que me hago más mal actor, es lo que yo aprecio de mi mismo, soy muy autocrítico, pero también me doy cuenta de la realidad, yo creo que hay que estar muy firmes en la tierra, a nuestro lado hay grandes actores, muy buenos actores jóvenes nuevos, que manejan el naturalismo de la televisión actualmente, nosotros venimos del teatro, y entonces somos un poco grandilocuentes, porque el teatro necesita de una proyección.

Nos hemos ido educando poco a poco en la televisión, pero los actores nuevos se han hecho y se han formado en la televisión, y hay muy buenos actores jóvenes, con una gran naturalidad, asimilando muy bien sus escenas, y creo que es mejor dejarle el paso a esta gente. No es que uno se retire, dejar un poco de lado, la pretensión de estar jugando carreras, y tener que ser el protagonista de cada trabajo que hace uno, y cada año estar haciendo algo.

Pienso que ese tiempo en mi caso personal ya paso, a mí me entusiasma más, dirigir algo por ejemplo, no es que yo quiera dejar mi carrera, mi carrera soy yo. ¿Y también dejar el teatro? No, ahora con Lorena Rojas y Mayra Rojas, quiero reponer El Protagonista, es una obra que puse hace siete años, tuvo muchísimo éxito. Yo tengo comprados los derechos incluso de otra obra, de un vodevil francés, maravilloso que se llama "El Libertino", pero lo voy a guardar, estuve hablando con Agustoni, autor del protagonista, que es argentino, y siento que debo reponer El Protagonista, es un tema muy interesante que habla de la vida de los actores, de la egolatría, de la vanidad, de la arrogancia de los actores, del creerse protagonistas muchas veces incluso de la vida de los demás.

De esto habla este personaje, es una especie de Don Juan moderno, que tiene grandes problemas con su hijo, habla también de las relaciones padre e hijo, de cuando no los educa uno, y como él engaña a su mejor amigo, porque anda con la novia de su mejor amigo, y como engaña a su mujer, entonces es una historia interesante. Quiero reponerla en uno o dos meses estaremos tratando de reponerla después del Candidato. ¿No será que los actores que se están realizado profesionalmente, ya no creen necesario tomar clases de actuación? Puede ser un poco, pero yo pienso que la limitación mayor de los mexicanos es el género, siempre estamos haciendo el mismo género el melodrama, qué pasa conmigo, de mis 27 años de actor, tengo 18 haciendo el bueno, y el "bueno", es el tonto, y los villanos son los que tienen todo, los que se cuelgan de las lámparas, los que histriónicamente su registro debe ser amplio, porque son los que van desatando los nudos dramáticos.

¿Has hecho algún villano? Si, he hecho villanos, pero los hice más en el cine, por eso recurro al teatro, porque toco todos los géneros la pieza, el drama, la tragedia, eso es lo que pasa con los americanos, tenemos un Anthony Hopkis, lo vemos en siete diferentes papeles, con diferentes historias, y diferentes géneros, eso permite ver la capacidad de un actor. Muchos actores de televisión a lo mejor en el teatro no podrían figurar, no tienen esas herramientas. ¿Existirá un punto débil en Ignacio Santoscoy? Yo creo que es utópico en el sentido patriótico, creo que es un hombre demasiado patriota, como lo que necesitamos, realmente es utópico por eso, porque es algo que no encontramos fácilmente.

Pero tiene muchos errores como ser humano, se dejó manipular por Juventino, se dejó manipular por querer llegar al poder, no es que sea un pelele o que se halla dejado manipular, sino que es medio corrupto, porque su ambición lo llevó a casarse, incluso, con la mujer que no amaba y a dejar a la que sí amaba. Y luego a traicionar a su mujer con su propia hermana, no es un tipo así que, digas que bueno es. Yo más bien diría que es un ser humano, acuérdate que Shakespeare decía una cosa interesante sobre sus personajes: No hay buenos ni malos, los hombres actúan según sus circunstancias.

¿Hasta cuando va a estar al aire el candidato? Creo que hasta el 16 ó 18 de junio.

Ya terminamos de grabar, dejamos todos los capítulos y hay algunos espacios abiertos por si surge algo importante.

¿Ustedes hicieron el casting para todos los personajes?

Como productores nos encargamos de todo, concepto de la novela, de la contratación de los directores, los actores, del personal de producción. Yo dirijo, Christian y Gerardo producen, estas cosas no se hacen sin equipo.

¿Cómo está tu contrato con Azteca, por proyecto o por exclusividad? Nosotros nos contratamos por año, cuando nos cambiamos de televisora fue un contrato que abarcó cuatro años en total, y luego se modificó tanto por ellos como por nosotros, tenemos tres años, nos han dado la oportunidad de cuatro producciones. Estamos ahorita en la recontratación de esto, estamos muy contentos, muy agradecidos, hemos hecho cosas interesantes y diferentes.

Nos han tratado muy bien, Elisa Salinas, para nosotros es como un ángel de la guarda, es una gran amiga y ha sido nuestro jefe, durante todo este tiempo. Estamos contentos, no nos corre prisa por contratarnos en ningún lado, ni con nadie.

Yo creo que ZUBA por sí misma puede subsistir, hacer muchas cosas, tenemos proyectos de hacer teatro con ZUBA, no con las televisoras. Y dos cosas más, una que se llama salvar a los cómicos y otra que se llama el Cuarto Azul, que Nicole Kidman hizo en Nueva York.

El producto que producen para la exportación ¿es de ustedes o de Televisión Azteca?

De Televisión Azteca, nosotros somos productores ejecutivos, todos los productores que existen en este país trabajan para la empresa, no son dueños del producto. Ellos son los que comercializan el producto.

Cuando nos cambiamos, fuimos a recoger unos premios a Nueva York, un premio que me dieron a mí por "Alguna vez tendremos alas", y uno a Christian por la producción de Cañaveral de Pasiones, y en ese momento no figuraba Azteca, y ahora le acaban de dar un premio ellos mismos a Azul Tequila, que también se vendió.

Es muy importante que las telenovelas se enriquezcan temáticamente, que no se queden en lo que han sido durante tantos años, el melodrama puede ser, pero un melodrama más profundo donde también existan otro tipo de cosas, que esté muy bien sustentado en la historia de amor, pero como el caso del Candidato, que aporta otra cosa, las novelas de Epigmenio están en un realismo cotidiano, que tienen que ver con los problemas de la prostitución, no es que siempre presentemos las cosas malas de la vida. También presentamos lo bueno, pero que podamos temáticamente ampliar el panorama  ■

José Reyes |Revista Telemundo no.51 |Entrevista |15.02.2000


Distinciones de la Revista Telemundo a Lo Mejor de 1999

Tres programa de televisión marcaron la pauta durante 1999

  • La telenovela El Candidato, producida, dirigida y actuada por Humberto Zurita, pone en pantalla el momento histórico actual y muestra (como nunca antes) las formas, muchas veces miserables, con las que se mueve el sistema político mexicano;

  • Derbez en cuando, con audiencias hasta de 40 puntos de rating, le dio vida al carácter natural de entretenimiento que es parte del alma de la televisión; y

  • Séptimo Día, el programa dominical de CNI Canal 40 conducido por Ciro Gómez Leyva, le devolvió a la televisión la posibilidad de establecer foros en vivo en los que la sociedad hable y se escuche, todo con inteligencia  ■

*** |Revista Telemundo no.51 |Articulo|15.02.2000

Dejame un postit! | Correo