saltar al contenido | accesibilidad | buscar | mapa del sitio

Dan la cara con 'El Protagonista'

Humberto Zurita, Carmelita González, Aylín Mujica y Claudia Palacios, llegan a Monterrey a presentar la puesta "El Protagonista" 

En el escenario muestra su mejor cara, no importa su estado de ánimo, con su actuación provocan en el público un sin fin de emociones, pero nadie sabe lo que sucede cuando se quitan "la máscara" tras bambalinas, sólo El Protagonista es capaz de presentar la realidad de un actor.

Atrás, allá en el camerino suceden quizá las mejores actuaciones de los artistas, porque ahí muestran su verdadero yo, ríen y lloran también, hasta se les llegan a juntar varias mujeres a la vez, se enfrentan a conflictos muy personales y la noche del viernes, Humberto Zurita destapó mucho de la realidad de las estrellas.

Humberto Zurita, Carmelita González, Aylín Mujica, Claudia Palacios y Pablo, un nuevo lanzamiento del teatro, llegaron a Monterrey para presentar dos funciones el viernes y dos más el sábado en el Teatro Monterrey del Seguro Social de la puesta en escena El Protagonista, después de 10 años de haber sido presentada en la cartelera regia.

Más de 250 personas disfrutaron de función de las 19:15 horas, la primera de cuatro que darán.

La obra se desarrolla en el camerino de Fernando, un actor maduro con serios conflictos personales, por un lado su hijo, por otro la novia formal que quiere ser la única, además de la amante, su mejor amigo, a quien le hace una jugarreta y su siempre fiel vestidora, la más incondicional de todos.

Un sillón amplio de piel negro, un espejo con focos a su alrededor, una silla giratoria, un vestidor con varias prendas colgadas, además el traje de una armadura en un costado, son la atmósfera que rodea a Federico, un actor egocéntrico, egoísta, manipulador, a veces inmaduro y descarado.

Aylín es Silvia, una abogada enamorada del actor, quien es capaz de aceptar hasta un engaño con tal de seguir a su lado; Constantino es Juan, su amigo; Carmelita es Regina, su vestidora; Claudia la otra y Pablo su hijo.

Todos ellos en conjunto se involucran en la vida de Federico de tal manera que dejan al público una enseñanza distinta y que cada uno son su propio protagonista.

Mayormente dramática, El Protagonista también cuenta con tintes de comedia ligeramente manejada que aunque no tienen al espectador la hora y 45 minutos a risa y risa, sí lo hacen reflexionar, seguramente a uno que otro o una que otra le "cayó el saco" por las situaciones que ahí se manejan.

Las actuaciones de todos son buenas, sutiles, naturales, sin exageraciones de ninguno, ni siquiera del actor más joven, el elenco logra conformar un buen show.

El recurso de utilizar algunas morcillas por parte de Humberto Zurita arrancan las risas de la gente, por ejemplo contestar el teléfono pensando que alguien llama cuando en realidad el que suena es un celular de alguien del público o cambiar algunos nombres en los diálogos como decir un motel de Saltillo en lugar de un motel de México.

Lo que sucede en el camerino es interesante, aunque algunas veces su ritmo resulta un poco lento, pero se salva con las actuaciones del elenco, en mayor medida de Zurita, quien sostiene la obra ■

Dejame un postit! | CorreoPaula Ruiz |Periodico: El Norte |Articulo |12.10.2002