saltar al contenido accesibilidad | buscar | mapa del sitio

Poetas mexicanos (II)

Carlos Pellicier - Un soneto

poesia_lit_08_01 (14K)

Estoy luminosamente escondido - Dibujo personal

E l material de la noche florea. Estoy luminosamente escondido… 

El material de la noche florea.
Estoy luminosamente escondido.
Tiene el jazmín de Arabia tanto fluido
que así es la perfección que redondea.
Algo que nace, como que aletea.
Un atomo de vida se ha encendido,
y el universo ejerce su tarea.
¿Dónde estará la fuente del olvido?
En el incendio inútil de una rosa
pereció perseguida mariposa  ■

Carlos Pellicier |Revista:Letras Libres |Poesia |20.08.2004

Xavier Villaurrutia - Nocturno de San Juan

C alles mojadas como espejos, donde cada luz encendida … 


al multiplicar sus reflejos
forma una ciudad sumergida.
Y en que el silencio va tejiendo
con negras plumas el misterio,
porque su noche sigue siendo
la eterna noche del Imperio.
Ciudad antigua y desolada.
En la piel de sus edificios
quedó la huella ensangrentada
de los rituales sacrificios.
Hay noches en que el corazón
palpita con otro compás.
Hay noches en que la razón
¡no quiere paz!
Noches en que la prostituta
se entrega al hombre, de verdad,
y en vez de darle la cicuta
le da miel de su soledad.
Y noches en que las doncellas
abandonan sus fríos lechos,
para mostrar a las estrellas
la luna llena de sus pechos.
Noches de trémula delicia
en que el insomne adolescente
descubre a solas la caricia
y halla en sus manos una fuente.
En que, cazadores furtivos,
en la sombra de algún pasaje,
con su cara de muertos vivos
incuban un turbio chantaje.
Y en que, con paso amortiguado
algún Don Juan Manuel transeúnte
llega de pronto a nuestro lado...
¡Y esperamos que nos pregunte...!
Noches de silencioso pacto
en que, desnudas, las miradas
establecen, mudo, el contacto
de nuestras bocas imantadas.
Noches en que nuestra mirada
con otra mirada se enlaza.
¡Y nada nos detiene, nada!
Y pasa todo... y nada pasa  ■

Xavier Villaurrutia |Revista: Letras libres |Poesia |18.07.2007

Jose Gorotiza - La muerte sin fin- Algunas líneas

Qué puede ser –si no– si un vaso no? Un minuto quizá que se enardece …

Qué puede ser –si no– si un vaso no?
Un minuto quizá que se enardece
Hasta la incandescencia (81/3)
******
Es un vaso de tiempo que nos iza
en sus azules botareles de aire
y nos pone su máscara grandiosa,
ay, tan perfecta,
que no difiere un rasgo de nosotros. ■

Jose Gorotiza |Periodico: Jornada Semanal |Poesia |20.08.2004

Gabriel Zaid - Relación de los hechos

poesia_lit_08_02 (14K)

Dibujo de Pablo Picasso

T e vi pasar como un gato, indolente y desdeñosa … 

Te vi pasar como un gato,
indolente y desdeñosa.
Un desliz: una mirada.
Todo parece tan remoto.
Es algo más que tus ojos,
algo más que tus caderas.
Las colinas, tanto sol,
una mansa ingravidez.
El amor hace milagros
de levedad y abandono.
Hasta el coche, de mirarte,
suavemente levitó.
Helechos y remolinos
de pura felicidad.
Navego por tu sonrisa,
borracho de eternidad.
La noche puso en pie nombres callados.
Todos los sueños estaban despiertos;
y la vida con los ojos cerrados
y la muerte con los ojos abiertos ■

Gabriel Zaid |Revista: Letras Libres |Poesia |20.08.2004

Fernando del Paso - Sonetos de arte antigua

Esto que ves, mester de cetrería es un halcón en tuyo seguimiento …

Esto que ves, mester de cetrería
es un halcón en tuyo seguimiento.
Si alas te dan tan cruel acaecimiento,
si te encogollas con la mi profía,
si este dulcisonar de flechería
melifluye con tal tolondramiento
pues será menester un tornamiento
de tú, cierva, de yo, la montería.

Si no puedo ferir, catando de ello,
yo te diré: mis manos son un cuenco,
ven a beber y que al venir a hacello

muera de sed el último podenco:
Nunca fuera, señora, Amor tan bello
la cierva dulce, el cazador mostrenco  ■

*** |www.rebiudg.udg.mx |Poesia |20.08.2004

Dejame un postit! | Correo