saltar al contenido accesibilidad | buscar | mapa del sitio

Dos poetas malditos franceses

Charles Baudelaire - El albatros

poesia_lit_03 (23K)

El albatros - Dibujo personal

A menudo, por divertirse, los hombres de la tripulación cogen albatros, grandes pájaros de los mares …  

A menudo, por divertirse, los hombres de la tripulación
cogen albatros, grandes pájaros de los mares,
que siguen, como indolentes compañeros de viaje,
al navío que se desliza por los abismos amargos.

Apenas les han colocado en las planchas de cubierta,
estos reyes del cielo torpes y vergonzosos,
dejan lastimosamente sus grandes alas blancas
colgando como remos en sus costados.

¡Qué torpe y débil es este alado viajero!
Hace poco tan bello, ¡qué cómico y qué feo!
Uno le provoca dándole con una pipa en el pico,
otro imita, cojeando, al abatido que volaba.

El Poeta es semejante al príncipe de las nubes
que frecuenta la tempestad y se ríe del arquero;
desterrado en el suelo en medio de los abucheos,
sus alas de gigante le impiden caminar ■

Charles Baudelaire |Las flores del mal |Poesia |03.07.2004


Paul Verlaine - Aria de antaño

"Son joyeux, importum, d'un clavecin sonore" - Petrus Borel

Lucen vagamente las teclas del piano
a la luz del suave crepúsculo rosa,
y bajo los finos dedos de su mano

un aire de antaño canta y se querella
en la diminuta cámara suntuosa
en donde palpitan los perfumes de Ella.

Un plácido ensueño mi espíritu mece
mientras que el teclado sus notas desgrana;
¿por qué me acaricia, por qué me enternece

esa canción dulce, llorosa e incierta
que apaciblemente muere en la ventana
a las tibias auras del jardín abierta...? ■

Paul Verlaine |Antología poética |Poesia |03.07.2004

Dejame un postit! | Correo